¿Qué es mejor fachada ventilada o sate?

Qué es mejor fachada ventilada o sate

¿Qué es mejor fachada ventilada o sate?

Cuando examinamos una residencia desde la perspectiva de la eficacia energética, nos hallamos con que existen muchos factores que intervienen en ella. Indudablemente, uno de los más esenciales es el aislamiento y sus peculiaridades. Un edificio apropiadamente apartado cuenta con materiales con una transmitancia baja, que dejan que las alteraciones de temperatura exteriores no afecten en demasía al interior de la residencia. Entre esos sistemas aislantes se hallan el SATE y el sistema de fachada ventilada. 2 formas diferentes de prosperar las posibilidades de nuestra envolvente, los que compararemos en el artículo de el día de hoy.

Fachada ventilada o SATE: ¿Cuál es mejor?

Ahora, se marchan a cotejar diferentes aspectos del sistema SATE y el de fachada ventilada, para de este modo poder llegar a acabar cuál se podría ajustar mejor a cada caso.

Funcionamiento

El sistema SATE funciona cubriendo la envolvente con el material aislante. Este es buen procedimiento, pero al estar de manera directa en contacto con la fachada, el calor del sol puede acabar pasando por conducción y manteniéndose en los tabiques más que en el otro sistema. Si optamos por la fachada ventilada, nuestro edificio va a tener un “toldo” estructural, y la afluencia de aire en la cámara evitará que la estructura se recaliente demasiado. Pero en lo que a aislamiento se refiere, los 2 son muy eficientes, mejorando de forma notable las peculiaridades energéticas del edificio.

Instalación

Al tiempo que el sistema SATE se une de forma directa sobre la envolvente existente a través de adhesivos y sin perfilería, el sistema de fachada ventilada es más complejo de instalar. La instalación de la fachada ventilada precisa de una nueva subestructura de perfiles, para después nivelarlos y aplicar el acabado. Asimismo es fundamental efectuar la instalación eludiendo los posibles puentes térmicos que atraviesen la cámara de aire, en tanto que eso supondría un fallo en la estructura a través del que perderíamos calor en invierno y dejaríamos entrar calor en verano.

Inversión económica

La dificultad de la instalación del sistema de fachada ventilada con relación a el SATE hace que la primera sea más cara. Pero hay que tomar en consideración que todos estos sistemas de aislamiento si bien suponen un desembolso económico inicial, dejan recobrar la inversión gracias a los ahorros en el sistema de climatización.

A nivel de mantenimiento los dos son muy similares, y estéticamente el sistema SATE hace más fácil proseguir la línea que la construcción tenía, mas el de fachada ventilada ofrece nuevas opciones alternativas de diseño que pueden ser interesantes. Los dos son sistemas muy usados, con lo que lo mejor para salir de dudas de forma terminante es preguntar con un especialista en aislamiento de Fasatec. ¡Infórmate sin compromiso!

No hay comentarios

Escribe un comentario